Seleccionar página

5 DE MAYO: DÍA INTERNACIONAL DE LA ENFERMEDAD CELÍACA

En la Argentina afecta a uno de cada cien habitantes. Una alimentación libre de gluten ayuda a aliviar sus efectos.

La enfermedad celíaca es la intolerancia total y permanente a las proteínas contenidas en el gluten de los cereales trigo, avena, cebada y centeno (TACC)

 

Con la finalidad de concientizar a la población sobre esta patología y promover la búsqueda de soluciones para las personas afectadas, cada 5 de mayo se celebra el Día Internacional de la Enfermedad Celíaca.

No tiene cura, su único tratamiento es la dieta libre de prolaminas tóxicas. Es de suma importancia que los pacientes celíacos cumplan el tratamiento desde el cuidado en la alimentación y manipulación de los alimentos”, explica Teresa Cóccaro, licenciada en nutrición (M.N. 5.705).

En el mundo es considerada la enfermedad intestinal crónica más frecuente. Se estima que en la Argentina uno de cada cien habitantes es celíaco. Se presenta, sobre todo, en personas que tienen predisposición genética a padecerla. Afecta tanto a chicos como adultos.

Celiaquía: es la intolerancia inmunológica total y permanente al gluten. (Foto: Shutterstock).Celiaquía: es la intolerancia inmunológica total y permanente al gluten. (Foto: Shutterstock).

 

Cóccaro indica que no existen grados de celiaquía, pero si es cierto que los síntomas son muy variables y no siempre son digestivos, como diarrea o distensión, sino que también pueden pasar desapercibidos durante años como la anemia o la infertilidad.

En cambio, el daño intestinal sí es igual para todos. Cuando una persona celíaca consume algún alimento con gluten su intestino se daña y se vuelve incapaz de absorber nutrientes necesarios para mantener saludable al organismo. Es importante destacar que las mínimas cantidades ingeridas, ya sean voluntarias o involuntarias, provocan estos daños. 

Por eso se vuelve sumamente importante llevar a cabo una alimentación saludable y completa, con todos los nutrientes necesarios y asesorada por un nutricionista “con el objetivo de revertir síntomas y mejorar la salud intestinal”.

La licencia en nutrición explica que el concepto “no pueden comer harinas”, en referencia a los pacientes celíacos, está mal utilizado. Lo que no pueden comer es gluten, es decir, aquellos alimentos que tengan trigo, avena , centeno y cebada, más conocidos como TACC.

En cuanto a su dieta “gluten free”, indica que puede ser acompañada por los mismo alimentos que ingiere cualquier persona que no presenta la patología. Como por ejemplo carnes, lácteos, frutas, verduras, cereales sin TACC, legumbres y grasas saludables. 

“Los pacientes celíacos pueden realizar una alimentación variada y equilibrada sin TACC. Hay que tener en cuenta que decir sin gluten no es lo mismo que apto para celíacos, ya que dichos alimentos o ingredientes utilizados en la cocina deben estar certificados y con el logo que diga sin TACC”, describe la nutricionista.

La atención no debe estar centrada únicamente en la compra de comidas, también se debe ser sumamente cuidadosos en la cocina, ya que uno de los mayores riesgos es la contaminación cruzada de alimentos o utensilios. Y esto suele suceder en los encuentros sociales.

La mejor manera de disfrutar de un almuerzo o cena con otras personas es avisar y explicar la situación, para evitar así que se usen, por ejemplo, los mismos cubiertos para cocinar una comida con gluten y otra comida sin. Un detalle que puede parecer mínimo, pero no lo es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *