Seleccionar página

QUÉ SE SABE DE LA NUEVA CEPA DE GRIPE PORCINA CON “POTENCIAL PANDÉMICO”

Publicada: 2020-07-02 23:05:11
El virus circula en cerdos desde hace años en China. El temor de los especialistas es que mute y se propague de persona a persona. Por ahora, no hay evidencia.

No hay calma a nivel epidemiológico mundial. Mientras algunos países vuelven a etapas de confinamiento por rebrotes de COVID-19

No hay calma a nivel epidemiológico mundial. Mientras algunos países vuelven a etapas de confinamiento por rebrotes de COVID-19, científicos informaron sobre una nueva cepa de gripe porcina con potencial pandémico desarrollada desde hace unos años en China.

“Casi todo el tiempo surgen, en varias regiones del mundo y sobre todo en zonas tropicales, nuevas cepas de virus de gripe. Y el virus de gripe tiene esta característica de cambiar todo el tiempo, lo vemos año tras año”, explica a Con Bienestar el doctor Ricardo Rüttimann (M.N. 72.566) 

“De repente, pueden aparecer cepas que son completamente nuevas y que son las que potencialmente pueden generar una pandemia“, agrega. Para el especialista, es frecuente que suceda en China porque suelen convivir aves de corral con cerdos y como consecuencia “se producen muchos contactos, recambios de virus e intercambio de material genético entre virus”.

El nuevo estudio que despertó la alarma, publicado en la revista científica estadounidense PNAS, se desprende de un trabajo llevado a cabo de 2011 a 2018 en donde se tomaron 30.000 muestras con hisopos nasales de cerdos en mataderos de diez provincias chinas y en un hospital veterinario, lo que permitió aislar 179 virus de gripe porcina, la mayoría de la nueva variedad.

Para que una cepa de gripe tenga potencial de pandemia tiene que ser completamente nueva, de la cual la población no tenga inmunidad, indica Rüttimann.

El virus se llama G4 y desciende genéticamente de la cepa H1N1 que causó la pandemia en 2009. “Tiene todos los rasgos esenciales que muestran una alta adaptabilidad para infectar a los humanos”, según científicos de universidades chinas y del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de China, autores del estudio.

Mike Ryan, director de Emergencias Sanitarias de la OMS, aclaró que el virus identificado en ganado porcino “no debe confundirse con un nuevo patógeno” -por el hecho de que se investiga desde 2011-, pero no descartó su peligrosidad, ya que “toda gripe tiene potencial pandémico“. 

Lo que está ocurriendo en torno a este tema -señala Rüttimann- trata de una vigilancia habitual de la gripe. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la realiza constantemente a través de su red de laboratorios, de la cual la Argentina también participa. Gracias a eso -explica el especialista- es que se pueden ir armando las vacunas predecir cuáles son las cepas que van a circular al año siguiente.

Potencial pandémico
¿Cómo una cepa de gripe se puede transformar en pandemia? “Tiene que ser completamente nueva, esto quiere decir que los humanos no hayamos estado en contacto y no hayamos generado ningún tipo de defensas hacia ella. Además, tiene que ser de fácil transmisión interhumana, como ocurre con la cepa de coronavirus, y capaz de diseminarse entre continentes, eso define a una pandemia”, describe el infectólogo.

El virus G4 infectó a un número relativamente alto de trabajadores que tienen contacto habitual con cerdos (10,4 por ciento), según los análisis de sangre que detectaron la presencia de anticuerpos contra el virus. Además, “el 4,4 por ciento de la población general también parecía estar infectada”, indicaron los especialistas.

Esto quiere decir que el virus ya “saltó” a humanos, pero no hay evidencia hasta ahora de que pueda transmitirse de humano a humano. Ese es el temor actual y la característica que destaca Rüttimann de su posible potencial pandémico.

Datos preocupantes del estudio
Los investigadores llevaron a cabo diversos experimentos de laboratorio con hurones, los animales utilizados normalmente en la investigación de la gripe porque sus síntomas se comparan a los de los humanos, y éstos tuvieron fiebretos estornudos.

Observaron, también, que el G4 era más infeccioso, se replicaba en las células humanas y causaba síntomas más graves que otras cepas en estos animales. Por otro lado, se constató con pruebas in vitro que la inmunidad obtenida tras el contacto con los virus humanos de la gripe estacional no protege contra éste.

“El estudio es un recordatorio saludable de que constantemente corremos el riesgo de la aparición de patógenos zoonóticos, y que los animales de granja, con los que los humanos están más en contacto que con los animales salvajes, son la fuente de virus pandémicos importantes”, dijo James Wood, jefe del departamento de medicina veterinaria de la Universidad de Cambridge.

Fuente: conbienestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *