Seleccionar página

CORONAVIRUS | LOS JÓVENES Y EL ALCOHOL, LA COMBINACIÓN QUE PUEDE LLEVAR A UNA SEGUNDA OLA

Publicada: 2021-01-05 15:08:26
Las fiestas de fin de año fueron seguidas por un fuerte incremento en los casos de Covid-19. La relación entre la bebida y la suba de contagios

El aumento de los casos de coronavirus registrado en los últimos días preocupa a las autoridades, tanto de la provincia de Buenos Aires (donde se encuentran varios de los puntos turísticos del país en plena temporada alta) como de la Casa Rosada. Los expertos responsabilizan a esta suba de positivos, en parte, a las fiestas de Navidad y Fin de Año y a la actualización tardía de los positivos en los dos fines de semana largos con los que se cerró 2020. Pero otro de los factores que se señalan es la falta de cuidados por parte de la gente joven que, combinada con la ingesta de alcohol,

“Nos estamos descuidando y por eso están aumentando exponencialmente los casos. Estamos muy preocupados. Sé que fueron muchos meses de estar encerrados y que ahora los jóvenes ven un poquito más de libertad y quieren salir y estar con sus pares. Pero la verdad es que es momento de cuidarse más que nunca. Lo más probable y lo que estamos viendo es que los adolescentes cursan cuadros leves pero están contagiando, en esta época de reuniones, a muchos mayores y ellos son los que corren peligro”, advierte Barbara Broesse, infectóloga del Hospital de San Isidro (M.N. 130.018) en diálogo con Todo Noticias.

Aumentaron las reuniones sociales y el consumo de alcohol entre los jóvenes. (Foto: Adobe Stock)
Aumentaron las reuniones sociales y el consumo de alcohol entre los jóvenes. (Foto: Adobe Stock)Por: Adobe Stock

La infectóloga consigna que la suba en la curva de contagios que se registró se tiene que extender para poder hablar definitivamente de una segunda ola, pero que, precisamente, para no llegar a este punto tiene que haber un refuerzo por parte de las autoridades. “Hay que evitar los conglomerados y controlar que el aforo de los lugares nocturnos no supere el 25%. Porque si estas medidas no se pueden llevar a cabo, se van a tener que tomar otras más restrictivas todavía”, alerta Broesse.

La especialista puntualiza que el primer paso es apelar a la responsabilidad personal. Y si no se genera conciencia, habrá que dar paso a que las autoridades tomen medidas concretas y concisas para evitar más muertes y que colapse el sistema de salud. “Sobre todo teniendo en cuenta que a medida que nos vamos alejando del AMBA va siendo más débil”, destaca.

“Por ahora sólo se contagian entre los jóvenes, pero ya conozco casos del partido de San Isidro de nietos que contagiaron a abuelos”, afirma. Entre el 5 y el 14 de enero, se podrá tener una imagen más clara de cómo se encuentra la situación epidemiológica, pero los expertos ya miran las cifras con preocupación.

“Si no empezamos nuevamente a tener cuidados entre todos, vamos a tener una segunda ola y claramente va a ser muy fuerte”, coincide Carlos Damin, toxicólogo del Hospital Fernández (M.N. 81.870) al ser entrevistado por Todo Noticias.

EL alcohol y las drogas, una combinación explosiva

El toxicólogo considera que la falta de cuidados está asociada con el consumo de alcohol y otras sustancias como la marihuana o la cocaína. “El alcohol provoca desinhibición, baja las defensas y los criterios de cuidado. En estas circunstancias de pandemia beber hace que no se tomen los recaudos, no se mantengan las distancias y la gente muchas veces, como está bebiendo, se saca el barbijo y aumentan los riesgos”, analiza Darmin. 

Por fortuna, una de las cosas que produjo la pandemia fue la disminución del consumo de las sustancias sintéticas porque faltaba la ocasión social, que es lo que, por lo general, la motiva. Al volver los encuentros, regresó el consumo y cualquiera de ellas son sustancias psicoactivas que producen una alteración del estado de conciencia. Y el cuidado por la salud es una de las primeras cosas que se pierden”.

La marihuana, por su parte, genera una disminución de los reflejos y del estado de alerta. Como se consume sin barbijo y en proximidad resulta otra combinación que propicia los contagios. “El peligro es mayor aún cuando se fuma del mismo porro, porque sabemos que no podemos compartir nada. Es decir, que fumar marihuana y el COVID-19 tampoco se llevan bien”, sentencia el toxicólogo.

Fuente: conbienestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *