Seleccionar página

LA NUEZ, EL FRUTO SECO QUE PROMUEVE LA LONGEVIDAD Y PROTEGE CONTRA EL CÁNCER

Publicada: 2021-09-06 18:45:00
Según un estudio de Harvard, el consumo de apenas 28 gramos semanales podría reducir un 25% el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares.

Unos 28 gramos semanales de nueces podrían reducir un 25% el riesgo de muerte.

Mucha gente en el mundo consume nueces a menudo sin ser consciente de los múltiples beneficios que este fruto seco tiene para la salud. La Fundación Española del Corazón considera a este alimento como “gran aliado” del músculo cardíaco. Por su parte, un estudio del Centro de Salud de la Universidad de Connecticut y la Universidad de Texas A&M aseveró que las nueces “contienen una compleja variedad de compuestos naturales y fitoquímicos que exhibe una amplia gama de beneficios para la salud, incluida la protección contra la inflamación y el cáncer de colon”. A su vez, es muy recomendable para pacientes con cálculos biliares, previene infecciones y su elevado contenido en calcio contribuye a la salud ósea.

Un reciente estudio de la Universidad de Harvard reveló que un mayor consumo de nueces reduce los riesgos de muerte aumenta la esperanza de vida, sobre todo en los adultos mayores. Al respecto, Yanping Li, científico del Departamento de Nutrición de Harvard T.H. Chan School of Public Health, señaló: “Unos pocos puñados de nueces por semana pueden ayudar a promover la longevidad, especialmente entre aquellos cuya calidad de dieta no es buena”.

La investigación, publicada en la revista Nutrients, descubrió que al menos cinco porciones de nueces por semana (unos 28 gramos) alargarían la vida de quienes las consumen con frecuencia. En ese sentido, los investigadores registraron un 14% menos de riesgo de muerte (independientemente de la causa), un 25% menos de riesgo de fallecer por enfermedades cardiovasculares y un aumento de 1,3 años de esperanza de vida, en comparación con aquellos que no consumen ese fruto seco.

¿Ayudan al estado de ánimo?

El consumo de nueces es muy efectivo para tratar la falta de energía, de concentración y de positividad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que unos 300 millones de personas sufren depresión, convirtiéndola en el trastorno mental de este comienzo de siglo. Por eso, no es extraño que alrededor de este tema se produzca una amplia investigación científica, no solo para entenderla sino también para combatirla.

Diversos estudios sugieren, por ejemplo, que dos familias de bacterias jugarían un papel clave en este trastorno; que los frutos rojos y el vino tinto pueden ayudar a prevenirla; o que existe una molécula que protegería al cerebro de ella. En esta oportunidad, investigadores de la Universidad de California (Estados Unidos) centraron su atención en las nueces.

De acuerdo a un artículo publicado en la revista científica Nutrients, estos frutos secos son los más efectivos para lidiar con los síntomas. Para determinarlo, analizaron información proveniente de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición estadounidense. Allí, más de 26 mil adultos respondieron preguntas acerca de sus hábitos alimenticios y síntomas de depresión. De esto se desprendió que quienes consumían nueces contaban con más probabilidades de tener un mayor interés en las actividades que realizaban, niveles de energía más altos, menor desesperación, así como también una mayor concentración y optimismo.

También compararon los resultados de diversos frutos secos. Los consumidores de nueces tenían un 26% menos de chances de sufrir depresión (comparado con quienes no las comían), mientras que otras variedades como almendras o castañas solo registraron un 8%.

“Es importante encontrar intervenciones de bajo costo, como cambios en la alimentación, que son fáciles de implementar y pueden ayudar a disminuir la incidencia de la depresión”, consideró el autor principal del trabajo, Lenore Arab, consultado por medios extranjeros. “Las nueces ya fueron investigadas en relación a la salud cognitiva y cardiovascular. Ahora vemos un vínculo con los síntomas de la depresión, lo que se convierte en un motivo más para incluirlas en una dieta saludable”, concluyó.

Fuente: conbienestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *