Seleccionar página

¿LOS PROBLEMAS DE NUTRICION INFANTIL EN ARGENTINA SE SOLUCIONAN CON LA NUEVA LEY FOP?


Publicada: 2021-10-22 17:32:54
En Argentina, venimos lidiando desde hace años con la situación alimentaria nutricional de nuestros niños, los problemas de malnutrición, ya sea por exceso o por déficit de energía y micronutrientes no son nuevos y peor aún su incidencia y prevalencia se incrementa año tras año.

Las cifras en la Argentina muestran que 4 cada 10 niños, niñas y adolescentes y casi 7 de cada 10 adultos, presentan sobrepeso u obesidad.

La prevalencia de baja talla (desnutrición crónica) en menores de 5 años es de 7,9%, mientras que en el grupo de 5 a 17 años es de 3,7%. Cabe destacar que estas cifras son más altas en la población en situación de vulnerabilidad social para todas las edades, llegando a 11,5 % en la población menor de 5 años.

Esto representa una prioridad en lo que respecta a la salud pública sin lugar a duda. El desafío quizá mas grande es poder desarrollar políticas públicas con un abordaje integral que tengan un impacto positivo a corto, mediano y largo plazo.

Si evaluamos el consumo de alimentos, el patrón alimentario que representa la dieta tipo,  es inadecuado en general en toda la población y en todas las regiones. Los alimentos saludables se consumen muy por debajo de la recomendación de las GAPA (guías alimentarias para la población argentina) y los alimentos no recomendados se consumen muy por encima de la recomendación de las GAPA. Aquí me planteo algunos interrogantes respecto a esta ley, ¿Por qué lograría generar cambios que las Guías Alimentarias para la Población Argentina no lograron realizar? ¿Porque pensamos que la advertencia con un sello negro podrá lograr cambiar hábitos? ¿Porque ley no estimula el consumo de verduras, frutas , legumbres, yogur que son alimentos esenciales en la infancia y que su consumo esta muy por debajo de lo recomendado?

Cuando los niños, niñas y adolescentes crecen con limitaciones nutricionales por déficit de vitaminas y minerales se incrementa el riesgo de desarrollar problemas físicos, retrasos en su aprendizaje y desarrollo cognitivo. Esto afecta de por vida su potencial de desarrollo y el de sus futuros hijos.

A nivel mundial La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la FAO han recomendado realizar intervenciones costo efectivas, para favorecer el consumo de alimentos de mejor calidad nutricional, conjuntamente con la práctica de actividad física, con el objetivo de  reducir la incidencia de las  enfermedades crónicas no transmisibles (sobrepeso, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares).

Entendiendo que es evidente que existe una brecha importante entre lo que deberíamos comer y lo que comemos, surge desde el Estado como parte de las medidas de intervención, la creación de la ley de etiquetado frontal de alimentos, el problema es que el proyecto de Ley que hoy está en el Congreso está basado en la premisa de que ningún alimento industrializado es saludable. Lo dice abiertamente. Esto incluye todo lo que se vende en un supermercado, o en un almacén. Y el objetivo seguramente sea que la gente se incline a un mayor consumo de frutas y verduras, que sin dudas es un objetivo compartido por todos los expertos en nutrición. Pero, para generar cambios de hábitos como ese, el camino no es espantar a la gente del supermercado sino darle herramientas para que cuando llegue, sepa qué elegir: que sepa, por ejemplo, si unas galletitas o un queso tiene más o menos sodio, si una bebida láctea tiene más o menos azúcar, si un panificado tiene más o menos grasa. Y esa información no la va a tener, y por lo tanto, no va a poder elegir.  pero lamentablemente tal como está redactada

Cuando se tiene un diagnóstico de situación basado en los índices planteados de malnutrición, el programa a implementar debe ser integral y abarcar un plan educativo social que incluya a todo nivel de educación, desde jardín, escuela primaria, secundaria y universitaria.

Educar al pequeño consumidor será la clave para lograr un objetivo a corto y largo plazo.

Actualmente a nivel mundial se han implementados distintos modelos de etiquetado frontal de alimentos como el modelo con sistema informativo, que considera todos los nutrientes que aporta un alimento, positivos a promover y críticos; sistema de advertencia, que solo hacen foco sobre nutrientes críticos y sintéticos.

En nuestro país el sistema elegido es el de advertencia, y se basa en el perfil de nutrientes de la OPS. Este perfil utiliza umbrales móviles de nutrientes críticos (azúcar, grasas y sodio) en relación a las calorías, y  van en contraposición de otros sistemas basados en umbrales fijos como los utilizados en Chile, Brasil, Uruguay, Perú, Canadá, Israel o bien aquellos que combinan nutrientes críticos con otros nutrientes  esenciales como en Europa.

Para ser más práctica, podemos dar un ejemplo, cuando un Lic en Nutricion selecciona alimentos para un plan de alimentación, el cálculo o la composición química la realiza en base a 100gr de cada alimento elegido.

Evalúa la cantidad de macronutrientes y micronutrientes cada 100gr. Si se implementa la ley tal como está actualmente, realizando el cálculo sobre las CALORÍAS que aporta cada nutriente y no sobre la cantidad de nutrientes críticos presente de manera objetiva en el producto, hará mas confuso el mensaje a brindar tanto al niño como al adulto

Este sistema de perfilado de OPS es engañoso cuando habla de excesos. Les pongo un ejemplo: a igual cantidad de azúcar o grasas o sodio, un producto va a tener el sello de EXCESO DE y el otro no. ¿Por qué? Esta inconsistencia se da porque a diferencia de otros países como Chile o Uruguay, que establecen que cuando un producto tiene x cantidad de azúcar o sodio deben llevar un sello, aquí ese sello va a depender de la cantidad de calorías que aporta el nutriente critico en relación con las calorías de ese alimento, no de la cantidad de azúcar sodio o grasa que hay dentro de ese alimento. Entonces en los productos hipercalóricas los nutrientes críticos tienden a diluirse. Un ejemplo concreto : Alimento A aporta 80 Kcal por porción de las cuales 11 kcals provienen de grasas saturadas. Alimento B aporta 146 Kcal de las cuales 11 Kcals provienen de grasas saturadas. Alimento A tendrá sello de Exceso de Grasas Saturadas y el Alimento B porque el aportan mas calorías por porción, las calorías provenientes de las grasas saturadas no superan el umbral establecido en la ley. Como resultado el consumidor recibe el mensaje de que el alimento B es mas saludable que el A porque no tiene sellos y en realidad tiene el mismo aporte en cantidad del nutriente crítico en cuestión. Entonces no estamos informando correctamente con esta ley a la población.

Otor punto es que tampoco permite diferenciar productos. No es todo lo mismo. No es lo mismo una bebida con 20 gramos de azúcar que una que tiene 4 gramos. Pero, en caso de aplicarse la ley, eso es lo que va a pasar: ambos van a tener un sello de Exceso de azúcar, porque el umbral que establece el sistema de perfilado nutricional de OPS para azúcar agregada es tan bajo, que hasta la bebida con solo 4 gramos de azúcar agregada que es menos de una cdita, lo supera. Igualar de esta forma, es igualar para abajo, y privarle al consumidor de conocer qué está consumiendo y de elegir mejor. Se le niega la posibilidad de que pueda comparar diferentes alimentos y bebidas y poder entender de esta manera cuál es más saludable.

De alguna manera esta nueva ley va en contra de las recomendaciones de las Guías Alimentarias, porque castiga injustamente a algunos alimentos como los lácteos. En lugar de ponderarlos positivamente, sabiendo las deficiencias que hay en nuestra población en lo que es el consumo de calcio y vitaminas, castiga a los lácteos con sellos de exceso en azúcar y sodio, cuando buena parte de ese azúcar y sodio son propias de la matriz láctea, es decir, no son agregados cuando se elaboran. Un ejemplo concreto dentro de este grupo es el yogur, un alimento esencial y saludable, que aporta calcio, proteínas de alta calidad, vitaminas, probióticos y brinda numerosos beneficios a la salud que han sido demostrados científicamente.

El yogur contiene aproximadamente 4 gramos de lactosa, al ser un fermentado presenta una acidez que no siempre simpatiza con el paladar de las personas en especial el de los argentinos y especialmente el de los niños, que se encuentra culturalmente sesgado por el azúcar, basta con preguntar cuánto azúcar se le agrega al mate para entender. El azúcar agregado en un yogur de 125 gramos es de aproximadamente 9 gramos, menos de 2 cucharaditas de azúcar

Sumado a los umbrales descriptos, si al sistema de advertencia elegido en nuestro país, se le agregara algún indicador que señale los aspectos positivos de los alimentos o productos envasados, diciendo es¨ fuente de…¨ agregaría valor al producto mostrando nutrientes positivos para la salud y no solo el costado negativo de ¨exceso de..¨, dando una información mas completa .

Sumarle al sello de advertencia algún símbolo o imagen que resalte el lado bueno o beneficioso del alimento, como la señalización de nutrientes saludables como hierro, calcio fibra, probióticos entre otros, sería brindar información más completa. Sería estimular el consumo de alimentos saludables

El etiquetado frontal de alimentos focalizado en nutrientes críticos mediante la implementación de sellos de advertencia,  difícilmente podría dar respuesta a la compleja problemática alimentaria que enfrenta nuestro país, el abordaje debiera ser integral considerando diferentes cuestiones como accesibilidad, factibilidad, gustos y preferencias, alimentación sustentable, educación alimentaria, pensar que la un sistema de etiquetado frontal de alimentos es la solución a la problemática de malnutrición, es como querer tapar el sol con un dedo

Si en lugar se pudieran tomar medidas en las que se enseñe a la población  a elegir alimentos con alta densidad de nutrientes distinguiendo aquellos con el menor aporte de nutrientes críticos, sin duda les estaremos brindando herramientas que les permitirán  elegir mejor entre las opciones disponibles y podremos esperar mejores resultados en las próximas encuestas de salud y factores de riesgo en Argentina. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *