Seleccionar página

LOS TRES MEJORES VIDEOJUEGOS PARA LOS AMANTES DEL CAFÉ

Publicado: 2021-06-17 22:44:04

¿Jugar a servir bebidas calientes? ¿Salvar al mundo de una invasión extraterrestre que viene a llevarse la aromática infusión? ¿Ser el barista de una horda de zombis? El mundo gamer lo hace posible.

¿Qué tienen en común el café y los videojuegos? Quizá la intersección más evidente sea la plena atención, que el primero propicia y los segundos requieren. Por eso no es descabellado que exista una variedad de esa infusión diseñada especialmente para el público gamer.

¿Qué tienen en común el café y los videojuegosQuizá la intersección más evidente sea la plena atención, que el primero propicia y los segundos requieren. Por eso no es descabellado que exista una variedad de esa infusión diseñada especialmente para el público gamer.

El humeante aroma nos lleva al mercado estadounidense, donde la firma Player One Coffee vende bolsas de café con etiquetas basadas en personajes de videogames como Doom World of Warcraft. “Este café te ofrece el punch necesario para conseguir la agilidad mental que necesitás para afrontar cualquier desafío virtual”, prometen.

Una búsqueda en Google alcanza para encontrar más propuestas de esa especie, también en el mercado local. Pero no estamos aquí para hablar de granos de café, sino de videojuegos. Eso sí: repasaremos tres títulos gamer en los que esa bebida es la protagonista excluyente.

Coffee Talk, una parada ineludible

Disponible en la plataforma Steam, este título creado por Toge Productions se ha establecido como un clásico en el cruce entre el café y los jueguitos. Con gráficos y mecánica sencilla, el jugador debe servir la infusión a la clientela que llega a la barra. Dos variables se destacan, principalmente: por un lado su música al estilo chillout; por el otro la variedad de personajes que piden café, desde humanos hasta aliens, ogros y elfos.

 

Cada uno llega, pide café y quiere conversar mientras bebe. “Coffee Talk es un juego sobre escuchar los problemas de las personas y ayudarlas sirviéndoles una bebida caliente con los ingredientes que tiene en existencia. Representa vidas de la manera más humana posible, aunque con un elenco que no está compuesto únicamente por humanos”, explican los creadores del título.

Necrobarista: café, juegos y bizarreada

Un bolichito en un callejón de Melbourne recibe a clientes muertos, a quienes se les concede una última noche para interactuar con los vivos. Este es el bizarro puntapié del videojuego, que también está disponible en la plataforma Steam. “Esta es una historia sobre muerte y café”, dicen los responsables del singular jueguito. 

La jugabilidad es similar a la de Coffee Talk, aunque hay varias diferencias comenzando por una estética que remite al animé, tal como podés comprobar en el tráiler oficial. Como fuere, la aventura creada por el estudio Route59 lleva al jugador a la piel de un cantinero que cada noche escucha historias, en su mayorías infelices y en ocasiones provenientes del mismísimo reino de los muertos.

Caffeine, un juego sobre la adicción al café

Hay más bizarreadas en la esquina donde se reúnen esta bebida y los videogames. Este título de aventuras en primera persona apuesta por el terror psicológico, ambientándose en una distopía en la que toda la población de la Tierra se ha vuelto adicta al café. El jugador se despierta en ese mundo extraño y debe salvarse de la locura, aunque con el ánimo de saber qué sucede all 

El juego se compone de tres episodios, bajo la creación del estudio Incandescent Imaging.

Yapas cafeteras

Aunque los recién llegados a esta intersección crean que solamente hay unos pocos juegos que tienen al café en el mismísimo centro de la escena, lo cierto es que hay varios ejemplos en este terreno.

En Coffee Crisis el jugador se pone en el rol de los dueños de una cafetería que deben protegerla de una invasión alienígena y, especialmente, cuidar la sobrevida del café. En Coffee Shop Tycon hay que gestionar un bar (los gráficos no son lo mejor); Manor Café es un título similar a Candy Crush aunque no hay caramelos sino café; y en Coffee Run hay que correr por la ciudad animado por el poder de la cafeína.

Cerramos este recorrido con Don’t Spill Your Coffee, que propone un entretenimiento simple pero atractivo: sorber esta bebida procurando derramar la menor cantidad de líquido posible a pesar de los obstáculos que se presentan en el camino.

Fuente: tn.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *